sábado, 24 de octubre de 2009

Preservar el Patrimonio Ciclista de Chile

LA INICIATIVA Inspirada en el Bicentenario de Chile:DSC09577

El poder imaginar cómo fue en sus mejores años una bicicleta antigua,  quizás sea fácil, pero cómo devolverle a esta bicicleta esa magia perdida a través de los años, es un desafío.
Formamos parte de una nueva generación de jóvenes que han reconocido el valor y la belleza de estas bicicletas que son parte de nuestra cultura, que han Reciclado esa antigua bicicleta botada en el patio, la que vendían en el persa o por Internet, incluso las que nos regalaron o heredaron, haciéndolas parte de nuestras vidas, dándoles el gusto de volver a vivir un nuevo esplendor de vida útil.

NUESTRO OBJETIVO:Image00017 
AlemanyRetroCycles busca a través de la restauración, uso y Exposiciones de Bicicletas Antiguas, preservar el Patrimonio Ciclista de Chile, ser un incentivo para aumentar el uso de la bicicleta y así mejorar la calidad de vida de Chile.
A través de nuestra página, un lugar de encuentro para quienes tienen o desean tener un bicicleta clásica. También contamos con servicios de restauración y venta de bicicletas antiguas para quien lo necesite.


“Poseer una bicicleta antigua, realiza en el presente un sueño del pasado”
“Tu bicicleta nueva de aquí la diez años será una bicicleta vieja, la mía continuará siendo un clásico.”
“La oportunidad de tener una bici antigua a veces aparece solamente una vez en la vida; no dejes que se te escape por las manos”

3 comentarios:

  1. Yo estoy restaurando una mini roda de los 70, soy argentino un cordial saludo a chicle!

    ResponderEliminar
  2. Hoy..45 años despúes...he vuelto a tener mi cic. La acabo de ir a buscar. Es idéntica a la con la cual recorria la plaza ñuñoa en aquella época donde el freno torpedo dejaba huella en la arcilla.

    ResponderEliminar
  3. Hoy..45 años despúes...he vuelto a tener mi cic. La acabo de ir a buscar. Es idéntica a la con la cual recorria la plaza ñuñoa en aquella época donde el freno torpedo dejaba huella en la arcilla.

    ResponderEliminar